¡Nuevo formato de archivo AMF para liberar el potencial de la impresión en 3D!

Por Todd Grimm,Grupo de Usuarios de Fabricación Aditiva, AM Asesor Industrial

En mi última publicación, hice cierta referencia a la necesidad de ciencia y tecnología para aprovechar las habilidades de la impresión en 3D y que ésta pueda despegar realmente. La cuestión se basaba en que al ver que la simulación y el análisis de los materiales clasificados según su funcionalidad son insuficientes, el sentido práctico de utilizar capacidades de materiales avanzados se encuentra de alguna manera limitado.

Sin embargo, más allá de los materiales, creo que existe una brecha tecnológica incluso más profunda: que se da entre CAD y la impresora 3D y dificulta el uso de materiales clasificados según su funcionalidad así como también la impresión a todo color y las microestructuras: ¡El simple formato de archivo STL es incapaz de transmitir esos elementos de diseño complejos!



Pieza de ajedrez en formato AMF

Hay, por otro lado, buenas noticias a la vista, el formato AMF (archivo de fabricación aditiva, por sus siglas en inglés) es un marco basado en XML, de código abierto, que se usa para el intercambio de datos. Como Hod Lipson, profesor adjunto en la Universidad Cornell y presidente del Grupo de actividades de diseño de ASTM, publicó en ENGINEERING.com, ASTM adoptó AMF como puente estándar, de poco peso (tamaño de archivo pequeño) pero robusto entre CAD y las impresoras 3D. Este formato de archivo contiene toda la información necesaria para realizar las partes más básicas o las más complejas que se te puedan ocurrir.

El formato AMF define:
1. Multimateriales, incluyendo materiales digitales clasificados según su funcionalidad.
2. Multicolor, incluyendo degradé.
3. Estructuras complejas.

Si no estás listo para estas capacidades avanzadas, AMF aún tiene mucho que ofrecer:
1. Unidades de medida (para no seguir adivinando si el archivo está en pulgadas o en milímetros).
2. Parches curvos (facetas que reflejan los contornos de superficie).
3. Constelaciones de partes (una definición para múltiples copias).
4. Archivos pequeños (el formato AMF comprimido es 50% más pequeño que el formato STL binario comprimido).

El equipo AMF incluso desarrolló un traductor de STL a AMF!

Pero todavía no descorches el champán. Como señaló Hod, esto se parece un poco a la historia del huevo y la gallina. Para hacer que AMF funcione, el software debe exportar el archivo y las impresoras 3D deben leerlo. Pero sin archivos para importar, los fabricantes de hardware quizás están poco motivados para admitir AMF. Por otro lado, sin impresoras 3D que puedan leer AMF, los desarrolladores de software carecen de demanda para este nuevo formato.

¡Aquí es donde entras tú en juego! Si deseas la potencia de un archivo AMF, cuéntaselo a tus proveedores. ¡Comunícate con los fabricantes de tu impresora 3D y con los proveedores de CAD y diles que deseas AMF, ahora!

Para más información sobre el formato de archivo AMF, visita su Wiki.

Esta entrada también está disponible en: Chino simplificado, Inglés, Japonés, Coreano, Portugués, Brasil

Dejar un comentario

*