Un modelo de corazón impreso en 3D ayuda a cambiar el complicado pronóstico de la niña de cinco años Mia González

 

La pequeña de cinco años Mia González siempre había sufrido problemas respiratorios que limitaban su capacidad de ser una niña normal. Los doctores le detectaron una rara malformación cardíaca denominada arco aórtico doble. Este defecto provoca una limitación del caudal de aire debido a un anillo vascular adicional enredado alrededor de la tráquea o del esófago. Esta enfermedad grave, que a menudo se diagnostica erróneamente como asma, requiere un complejo procedimiento quirúrgico.

El Dr. Redmond Burke, director de Cirugía Pediátrica Cardiovascular del Hospital Infantil Nicklaus y su equipo se enfrentaban a un reto difícil. ¿De qué modo podría el equipo quirúrgico separar el arco aórtico doble, sin provocar daños adicionales a Mia? La solución era la impresión 3D.

“Al crear un modelo 3D de los complejos vasos en el arco aórtico, pudimos visualizar aún mejor qué parte del arco debía dividirse y lograr el mejor resultado fisiológico”, explica el Dr. Burke. “Es algo muy emocionante mostrarle a una familia que «éste es el corazón de su hija, y así es como voy a curarlo»”.

Muchas veces, los cirujanos deben confiar en exploraciones en dos dimensiones o en modelos genéricos, para desarrollar prácticas personalizadas en la cirugía de los pacientes. Como ocurre con las huellas dactilares, no hay dos órganos iguales. Esto plantea un reto importante para los cirujanos que desean ofrecer el cuidado más profesional y personalizado. El enfoque centrado en el paciente del Hospital Infantil Nicklaus se consigue con las innovaciones más actuales, entre las que se incluyen las impresoras 3D de Stratasys, para el desarrollo de modelos de órganos precisos, impresos en 3D.

 

El modelo de corazón de Mia impreso en 3D se realizó con una impresora 3D de Stratasys, permitiendo al equipo de cirugía mejorar la preparación de la operación, reducir las complicaciones así como el tiempo de intervención. Fotografía: Stratasys
El modelo de corazón de Mia impreso en 3D se realizó con una impresora 3D de Stratasys, permitiendo al equipo de cirugía mejorar la preparación de la operación, reducir las complicaciones así como el tiempo de intervención. Fotografía: Stratasys

 

“Una vez que se introducen los datos del escaneado de la resonancia magnética en la impresora 3D de Stratasys, los médicos pueden crear un modelo con todas sus complejidades, características específicas y detalles. Esto mejora en gran medida la capacidad de preparación médica y reduce tanto las complicaciones como el tiempo de intervención quirúrgica”, explica Scott Rader, responsable de Soluciones Médicas en Stratasys.

El distribuidor de Stratasys AdvancedRP facilitó al Dr. Burke y su equipo los modelos impresos en 3D del corazón de Mia, gracias a la impresora 3D en materiales múltiples Stratasys Objet500 Connex3.

El Dr. Burke examinó exhaustivamente los precisos modelos de corazón para realizar una evaluación las complicaciones y desarrollar el mejor plan quirúrgico posible para salvar la vida de Mia.

Gracias a la cuidadosa planificación, Mia tuvo una recuperación rápida y total. Ahora disfruta de un estilo de vida feliz y saludable haciendo sus actividades favoritas, entre las que se incluyen la danza y el béisbol. “Hemos pasado de cuatro años y medio sin saber qué hacer, a volver a la normalidad en menos de dos meses: para nosotros ha sido una experiencia fantástica”, explica Katherine González, madre de Mia.

 

El modelo de corazón de Mia impreso en 3D se realizó con una impresora 3D de Stratasys, permitiendo al equipo de cirugía mejorar la preparación de la operación, reducir las complicaciones así como el tiempo de intervención. Fotografía: Stratasys
El modelo de corazón de Mia impreso en 3D se realizó con una impresora 3D de Stratasys, permitiendo al equipo de cirugía mejorar la preparación de la operación, reducir las complicaciones así como el tiempo de intervención. Fotografía: Stratasys

 

El éxito de la operación de Mia, sumado a otros casos, ha dado lugar a que el hospital adquiera e instale una impresora 3D de Stratasys. A medida que Stratasys sigue dotando a clientes como el Hospital Infantil Nicklaus con los últimos avances en tecnología de impresión 3D, estas herramientas están definiendo los principios rectores para el cuidado personalizado y la mejora de los resultados en los pacientes.

Para ver cómo la impresión 3D de Stratasys transforma la vida de los jóvenes, vea este vídeo de estudio de caso.

 

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Francés, Portugués, Brasil

Deja un Comentario

Comment
Share This