Stratasys Blog

Autometal Adopta La Impresión 3d De Stratasys Para Bajar Costos, Ahorrar Tiempo Y Aumentar La Precisión De Los Procesos Productivos

La tecnología de manufactura aditiva le brinda a la empresa la posibilidad de ahorrar aproximadamente un 30% comparado con los métodos convencionales.

Autometal, empresa con sede en Sao Paolo, Brasil, produce piezas para la industria automotriz, desarrollando subconjuntos de productos, prácticamente para todas las partes de un automóvil tales como motores, transmisiones, chasis, juegos de dirección y piezas tanto interiores como exteriores del vehículo. Las técnicas de metalmecánica, pintura, estampado y plásticos forman parte de los procesos utilizados por Autometal. Para esta última categoría, la empresa ha invertido en soluciones alineadas a la Industria 4.0, como la manufactura aditiva, adoptando la impresora 3D Stratasys F370. Los objetivos fueron agilizar procesos, reducir costos relativos a la ingeniería de productos, además de agilizar los análisis en relación al desarrollo de tales procesos.

La impresora 3D Stratays F370 inició su operación en mayo de 2017. “La inversión aproximada fue de R$ 330 mil y el ROI concuerda con el plan de viabilidad aprobado por el Grupo CIE AUTOMOTIVE”, afirma Fernando Belussi, Gerente de Ingeniería de Productos de Autometal, quien explica, que de forma general, la impresora 3D permitió anticipar posibles soluciones para los proyectos de los productos. También identificamos una fuerte reducción en el plazo de validación de algunos procesos productivos, como por ejemplo, en la fabricación de accesorios para la línea de producción y calidad, lo cual es viable solamente con el uso de dicha tecnología.

Belussi explica que la idea de remplazar los procesos tradicionales por la impresión 3D surgió durante visitas a ferias de negocios. En Autometal, la solución de Stratasys ha sido utilizada especialmente en tres aplicaciones; la primera se relaciona con los análisis de las muestras iniciales de un determinado tipo de pieza fabricada por la empresa. “Estos procesos requieren una verificación sumamente precisa de medidas y formas, y para ello, dependemos de equipos de medición tales como máquinas tridimensionales y brazos de medición de nuestro Departamento de Metrología, pero este sector de la empresa tiene una enorme carga de trabajo, por lo tanto, no siempre tenemos las respuestas en el momento preciso”, afirma Belussi. Otra posibilidad para realizar dicha verificación, comenta el gerente, es fabricar y utilizar pequeños calibradores, pero tal proceso es muy lento y caro, ya que involucra la elaboración de un proyecto específico para cada tipo de pieza, además de la compra y mecanizado de material. La impresora 3D Stratasys F370 permite a Autometal fabricar esos calibradores de una forma mucho más rápida y barata. “Solamente necesitamos un modelo 3D, el cual se genera en el propio Departamento de Ingeniería de Productos de la empresa y en pocas horas, tenemos ante nosotros los pequeños calibradores”, explica Belussi.

La segunda actividad que empezó a realizarse con la ayuda de Stratasys F370 es la fabricación de dispositivos de armado pequeños. La producción de tales dispositivos generalmente la realizan empresas que brindan servicio tercerizado, con costos muy elevados y en intervalos de tiempo relativamente largos. “La impresora 3D de Stratasys nos llevó a capacitarnos para proyectar e imprimir los dispositivos pequeños dentro de la propia empresa, con un costo y tiempos mucho menores en comparación con los procesos tradicionales”, afirma Belussi.

Para finalizar, Autometal también aplica la solución Stratasys en la fabricación de prototipos. El gerente destaca que la tecnología de manufactura aditiva permite realizar análisis y correcciones antes de la fabricación de las herramientas. “Realizar cambios en un producto ya terminado aumentaría costos y  tiempos de espera, cosa que no sucede con la impresión 3D”, comenta Belussi. “También tengo que destacar que las impresoras 3D poseen una tolerancia de impresión muy alta en relación a los dispositivos, de 0,2mm de la impresora, contra 0,05mm en comparación con los procesos de mecanizado”, concluye Belussi.

“La adopción de la solución Stratasys por parte de Autometal, demuestra el elevado potencial de uso que tiene la tecnología de manufactura aditiva por parte del sector automotriz, cuyo mercado – tan competitivo y en constante innovación –  requiere que las empresas utilicen procesos cada vez más precisos y eficientes”, comenta Juan Carlos Miralles, Sales Director Stratasys para LATAM.

La impresora 3D Stratasys F370 cubre completamente el flujo de trabajo de prototipado, incluyendo la verificación del concepto, la validación del diseño, así como el desempeño funcional. Trabaja con una variedad de materiales termoplásticos funcionales de tecnología FDM (fused deposition modeling). Después de su compra, rápidamente entra en operación, ya que requiere un mínimo ajuste y además cuenta con recursos de auto-calibración.

Esta entrada también está disponible en: Portugués, Brasil

Erica Massini

Add comment

Archived Posts

Subscribe to Our Mailing List

Subscribe to Our Mailing List