Stratasys Blog

Unidad de GE Aviation en Brasil hace la primera impresión 3D de nylon con fibra de carbono en el país

GE Celma, unidad de GE Aviation en Brasil, ubicada en Petrópolis (RJ), ha dado otro paso importante para el futuro de la aviación. En este mes, ha iniciado el proceso de impresión 3D de nylon reforzado con fibra de carbono para ayudar en distintas etapas del proceso de revisión y mantenimiento de piezas y motores aeronáuticos.

Esta nueva tecnología va a permitir la creación de prototipos funcionales, herramientas y plantillas con aún más calidad, resistencia y más livianos. Además, todo el proceso será más ágil, con optimización de flujos y la operación cada vez más personalizada. Sin olvidar la economía de materiales y reducción del costo de procedimientos, que podrían generar una economía de alrededor de R$ 1 millón por año.

Presente en GE Celma desde el 2015, la manufactura aditiva es utilizada para producción de dispositivos para enmascaramiento, granallado, pintura, aplicación de lubricantes, plantillas y herramental de geometrías complejas. La nueva impresión de nylon 12CF FDM – un termoplástico con fibras de carbono suficientemente fuerte para sustituir componentes metálicos – posibilitará también la impresión de piezas con alta resistencia térmica y química.

Fuente – GE/Divulgación

“Hasta el año pasado, utilizábamos el termoplástico ABS como materia prima y la aplicación era limitada debido a las propiedades del material. Con la adquisición del nuevo equipo, ampliamos las oportunidades de uso, puesto que el nylon reforzado con fibra de carbono tiene excelentes propiedades térmicas, químicas y mecánicas”, explica Rodolpho Pereira, Ingeniero de Reparaciones y Líder de Manufactura Aditiva en GE en América Latina.

Para tener idea del escenario de la manufactura aditiva en GE Celma, de manera tradicional – sin el uso de una impresora 3D –, el proceso involucrando el diseño y la construcción de una herramienta levaba cerca de 60 días. Con la manufactura aditiva, es posible reducir este espacio de tiempo para pocos días. Únicamente en 2016, GE Celma ha invertido cerca de 5 mil horas en procesos de enmascaramiento para actividades de granallado, plasma y aplicación de lubricantes. Con la nueva tecnología, la tendencia es que ese tiempo se reduzca a la mitad.

Para Julio Talon, Presidente de GE Celma, además de traer más calidad y productividad al negocio, la manufactura aditiva agrega un factor importante para la producción: la versatilidad.

“La impresión 3D abre un abanico enorme de posibilidades de innovación, lo que es clave para el desarrollo de soluciones para nuestros clientes. Se estima que la aplicación de esta tecnología aumente significativamente en los próximos cinco años”, complementa.

Como innovación e inteligencia colaborativa caminan juntas, el centro de fabricación aditiva de GE Celma ha sido instalado en un área de común acceso a todos los funcionarios. “Recibimos hasta tres nuevas ideas por semana y esto es fundamental para perfeccionar juntos los procesos. Y, ahora, con el nylon con fibra de carbono, que atenderá a más productos, la tendencia es incrementar aún más los insights y el envolvimiento de todos los sectores de la empresa, aportando autonomía e incentivando las ideas de todos”, conmemora Rodolpho Pereira. Hoy referencia global en manufactura aditiva, GE cree que el futuro demanda categóricamente estos atributos – nuevas ideas y tecnologías. En definitiva, si es posible imaginar, es posible hacer.

Fuente: Aeroflap, 11 de Julio de 2018, http://www.aeroflap.com.br/unidade-da-ge-aviation-no-brasil-faz-primeira-impressao-3d-de-nylon-com-fibra-de-carbono-no-pais/

Erica Massini

Add comment

Archived Posts

Subscribe to Our Mailing List

Subscribe to Our Mailing List